Skip to content
Apariciones Marianas de El Escorial en Prado Nuevo

Obras de Amor y Misericordia pedidas por la Santísima Virgen en El Escorial

Durante el tiempo en el que La Virgen le reveló los mensajes a Luz Amparo fueron varias las ocasiones en las que le hizo hincapié en la importancia de llevar a Dios a la gente; en que había numerosas personas que no habían oído nunca hablar de Él.

Amparo reconoció al anciano entre los necesitados de mayor prioridad, sin olvidarse de otros por supuesto.

virgen de el escorial prado nuevo apariciones residencias de ancianos

De este modo, en este artículo hablaremos de las Obras de Amor y Misericordia enfocadas a los ancianos de la mano del servicio que prestan las Hermanas Reparadoras diariamente en las residencias de mayores.

El 24 de junio de 1983, La Virgen le dejó este mensaje a Nuestra Fundadora:

“La copa de la misericordia de Dios se acaba; por eso os pido que ayudéis a salvar muchas almas, por lo menos quiero que se salve la tercera parte de la Humanidad; el mundo sigue en peligro. ¡Cuántas almas se están condenando porque no tienen a nadie que les hable de Dios!

Fundad casas de amor y misericordia para los pobres; hay muchos que necesitan que se les hable de la Palabra de Dios.”

Por eso, se abrieron varios centros en los que se los atiende día y noche.

Sigue nuestro reportaje de la residencia Jesús de Buen Amor de Griñón

Las hermanas dedicadas a esta tarea han consagrado su vida a Dios de tal modo que no solo cubren sus necesidades materiales tales como el alimento o la atención sanitaria, sino que también se preocupan por su vida espiritual y cercanía con Dios.

Esto es posible gracias al programa de oración y Eucaristía con el que cuentan, así como, la preocupación porque reciban los últimos sacramentos cuando fuera necesario.

Amparo Cuevas desde su cariño por los ancianos, les enseñó a tratarlos como reyes y reinas. Son muchos los casos en los que sus propias familias no los pueden cuidar en casa por diversos factores y la creación de estas casas de amor y misericordia tiene como objetivo eso mismo: amarlos, atenderlos y protegerlos como los miembros más especiales de la familia.

La Residencia de Jesús del Buen Amor fue inaugurada el 13 de octubre de 1996 y se encuentra situada en el pueblo de Griñón, provincia de la Comunidad de Madrid. Fue bendecida por monseñor Francisco José Pérez y Fernández-Golfín (+) el año siguiente.

Actualmente son quince las hermanas que viven en esta casa viendo a Cristo en el anciano tal y como les decía su fundadora, realizando las tareas domésticas ordinarias como la cocina o la colada siempre ofreciendo cada trabajo para la Gloria de Dios y la salvación de las almas. 

Una de las características más destacables de estas esposas de Cristo que resaltan los “abuelos” y cualquiera que les conozca, es la alegría y el cariño que ponen en cada cosa que hacen. Es el empeño y la perseverancia en su cotidianeidad lo que hace que estar a su lado sea la antesala del Cielo.

Ellas siguen la formación que les ha enseñado Luz Amparo y los sacerdotes y les brindan a los ancianos la posibilidad de sentirse amados si no lo han sentido nunca; de continuar felices si han tenido una vida plena de felicidad; de recibir los sacramentos en los últimos momentos de su vida y, sobre todo, para que no vuelvan a sentir soledad ni un solo día más.

En palabras del instrumento elegido por la Santísima Virgen:

“La caridad es la que resplandece ante todas las cosas.”

L.A.C.